Síguenos en Revista El Mirador en Facebook Revista El Mirador en Twitter Revista El Mirador en YouTube
Luis Bedoya Reyes PDF Imprimir E-mail

Luis Bedoya Reyes. Gradualidad en el cambio. Textos esenciales. Recopilación de textos y estudio biográfico por Teodoro Hampe Martínez .Lima: Fondo Editorial del Congreso del Perú.2012. 695 pág. más galerías de imágenes  ISBN: 978-612-4075-36-0. (*).

El excelente trabajo hecho por el destacado historiador Teodoro Hampe Martínez ha permitido sistematizar y organizar el pensamiento de Luis Bedoya Reyes en sus dos facetas principales: como político y como jurista. La compilación no es una autobiografía, en el estricto sentido del término, sino una colección de textos que ayudan al lector a conocer mejor su vida, su obra y el pensamiento del máximo representante del socialcristianismo en la historia de la política peruana.

 

El libro incluye discursos, cartas, y exposiciones ofrecidos por Luis Bedoya a lo largo de su extensa trayectoria, así como textos ideológicos y entrevistas en que su pensamiento cobra nuevas precisiones. Además, incluye gran acopio de fuentes documentales, entre las que se encuentran diplomas de su formación secundaria en el colegio nacional Nuestra Señora de Guadalupe, registros de notas y graduaciones en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, cartas de personajes de la política peruana y latinoamericana, y una gran variedad de testimonios gráficos de la vida familiar y pública de Bedoya Reyes. Teodoro Hampe ha tenido el tino de incorporarlos a la luz de que la persona que revelan resulta, como se verá en el libro, tanto o más importante que el político a la hora de decisiones trascendentales en el ámbito del destino nacional.

Luis Bedoya pertenece a esa clase de políticos experimentados que han tenido la oportunidad de poner en práctica el ideario político que defienden.Por casi medio siglo ha realizado múltiples esfuerzos para otorgar al socialcristianismo una base doctrinaria sólida. Su relación con la doctrina social de la Iglesia empezó desde su niñez cuando estudiaba las encíclicas en el Centro Católico de Miraflores. En sus años universitarios, fue nombrado delegado peruano al Congreso Mundial de Estudiantes de Pax Romana realizado en los Estados Unidos en 1939.

Durante su juventud fue un activo militante de Acción Católica y colaboró con el gobierno de José Luis Bustamante y Rivero. En 1956 colaboró con Héctor Cornejo Chávez ,Ernesto Alayza Grundy, Mario Polar Ugarteche, y otras personalidades del movimiento socialcristiano peruano, en la fundación del Partido Demócrata Cristiano, como una verdadera alternativa entre el marxismo-leninismo y el liberalismo clásico. Las acentuadas diferencias al interior del partido, llevaron a Bedoya a liderar la creación de uno nuevo que se oponía a comprometer el orden constitucional en aras del desarrollo nacional.

Desde ese entonces, el Partido Popular Cristiano (PPC) ha conseguido edificar una organización partidaria que le ha permitido sobrevivir los cambios de gobierno y las tumultuosas etapas de la política peruana del siglo XX. La tarea no fue nada fácil: primero, convertirlo en un partido de masas y, después, insertarlo en la contienda real por el poder, con toda la flexibilidad que ello requiere. El partido que Bedoya fundó y lideró por más de tres décadas, no adquirió tintes caudillistas ni personalistas.

Este hecho es muy significativo en un sistema de partidos como lo es el peruano, pues parafrasiando a Sir. Winston Churchill “la falla de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes.

Dos de los ejes del Partido Popular Cristiano son la defensa moral de la libertad individual y la defensa irrestricta del Estado de Derecho. Esta ideología política, de rechazo a la usurpación de poder y de defensa de los derechos ciudadanos, estuvo acompañada de hechos concretos. Durante su gestión como Alcalde exitoso de Lima puso el pabellón a media asta en señal de duelo cuando Fernando Belaunde fue derrocado y se granjeó la ojeriza del gobierno militar.

Restaurada la democracia, no aceptó la oferta de presidir la Asamblea Constituyente 1978-1979, en la que tuvo un papel muy influyente, para que tal honor lo asuma el líder aprista Víctor Raúl Haya de la Torre, a quien la izquierda rechazaba. Comprometió su apoyo al segundo gobierno de Belaunde, a sabiendas del costo político en juego. En 1987, cuando el presidente Alan García intentó estatizar la banca, Bedoya fue uno de los primeros en salir a protestar.Consciente de la dramática situación económica y social en la que se hallaba el país en 1990, no escatimó su respaldo a Vargas Llosa, aunque ello significó relegar definitivamente sus aspiraciones presidenciales.

Ya con Fujimori en el poder, se mantuvo en el flanco opositor a pesar de las coincidencias en materia económica y apoyó en 1998 los esfuerzos de su partido por someter su segunda reelección a referéndum. En el año 2000, brindó su apoyo a la “marcha de los cuatro suyos” que lideró Alejandro Toledo para defender la democracia, ratificando que Bedoya, es uno de los pocos demócratas, a carta cabal, que tiene el Perú.

Merece destacarse otra de las improntas que le es peculiar al pensamiento de Bedoya: la gradualidad. En efecto , la gradualidad, para el fundador del PPC, representa un principio según el cual se ordenan las aspiraciones de desarrollo y bienestar común, en la medida que los reconoce posibles solo mientras sigan un patrón de pasos escalonados y avances progresivos. Un desarrollo gradual, no se pude ninguna manera se puede sustentar en la subordinación del interés individual al bien colectivo.

De haber prevalecido el sistema democrático que se vío abruptamente interrumpido por el golpe militar de 1968, Bedoya estaba llamado a competir en los comicios de 1969; y, es de dominio público que habría llegado a ser elegido como Presidente de la República. En cambio ha legado a la vida política nacional un partido organizado y con cuadros competentes que contribuyen al desarrollo nacional. Más aun, en un país sin instituciones solidas y por ende sin partidos estructurados, el suyo, el Partido Popular Cristiano (PPC) es una elaborada expresión de la doctrina demócrata cristiana, la misma que ha presidido (ODCA ) a nivel continental .

El laborioso trabajo realizado por el acusioso historiador Teodoro Hampe nos brinda una obra seria y documentada que leerán y consultaran con interés tanto los que conocen al legendario Dr. Luis Bedoya Reyes, como las nuevas generaciones que lo descubrirán y hallaran un modelo humano de líder democrático que ha dado lo mejor de si , con desprendimiento y visión de futuro , al servicio de nuestra patria .

Luis Bedoya Reyes. Gradualidad en el cambio. Textos esenciales. Recopilación de textos y estudio biográfico por Teodoro Hampe Martínez .Lima: Fondo Editorial del Congreso del Perú.2012. 695 pág. más galerías de imágenes  ISBN: 978-612-4075-36-0. (*).

(*) Embajador Oscar Maúrtua de Romaña
Ex canciller Miembro titular
de la Sociedad peruana de derecho Internacional.