Síguenos en Revista El Mirador en Facebook Revista El Mirador en Twitter Revista El Mirador en YouTube
Diario 150 accidentes de tránsito PDF Imprimir E-mail

“No sorprende que en 8 de cada 10 accidentes fatales, el culpable sea el conductor. La velocidad y el alcohol son causas importantes de los accidentes”.

por Mariana Alegre.

En su último boletín sobre cifras relacionadas con el tránsito, la asociación civil Cruzada Vial nos muestra que entre el 2013 y el 2014 los accidentes en Lima aumentaron en 8%. En el 2014 hubo cincuenta y cuatro mil quinientos veintidós (54,522) accidentes de tránsito solo en Lima. Más de CINCUENTA Y CUATRO MIL ACCIDENTES DE TRÁNSITO. En este número no están considerados los accidentes que no son reportados a las autoridades ni a las compañías de seguros. Es decir, los accidentes que ocurren en Lima son, seguramente, muchos más.

Cualquiera de nosotros puede estar involucrado en los casi 150 accidentes de tránsito que ocurren diariamente en Lima. No extraña que el 12% de los encuestados por Lima Cómo Vamos, en su consulta del 2014, haya manifestado que fue víctima de un accidente de tránsito en el último año. Salir a la calle en esta ciudad es una acción de altísimo riesgo. De hecho, 541 vecinos nuestros murieron en el 2014 a causa de estos accidentes. De estos, el 68.5%, es decir 357 personas, fue por atropello. Además, el 22% de los conductores que atropellaron y mataron a una persona se dio a la fuga, es decir, uno de cada cuatro.

Ahora, ¿cuál es la causa de estos accidentes? No sorprende que en 8 de cada 10 accidentes fatales, el culpable haya sido el conductor. La velocidad, sumada a las infracciones y, en ocasiones, a los efectos del alcohol son causas importantes de los accidentes. La imprudencia por parte de choferes, ciclistas y peatones lo es también, pero el factor más importante pocas veces se tiene en cuenta.

Me atrevo a decir que el principal culpable de los muertos y heridos es la propia ciudad. El inadecuado diseño vial, la mala o nula señalización. Las contradicciones entre las reglas de tránsito y la infraestructura llevan a que choferes y peatones actúen equivocadamente sin prevenir los accidentes. ¿Por qué no podemos vivir en una ciudad en la que salir a comprar el pan no se convierta en el último recorrido que hagamos?

Una pista mal hecha y un crucero peatonal mal ubicado son responsabilidad de alcaldes y funcionarios. ¿Cuándo haremos responsables a la ciudad y a sus autoridades? ¿Hasta cuándo vamos a seguir permitiendo que nos maten uno por uno? Exijamos a nuestras autoridades acabar con esta masacre. Mientras tanto, ten cuidado, el próximo puedes ser tú.

Desde aquí, mi más sentido pésame a la familia de la señora Rosa Calderón Abanto, otra víctima más de Lima. peru21.pe Nov. 2015