Síguenos en Revista El Mirador en Facebook Revista El Mirador en Twitter Revista El Mirador en YouTube
Remedios caseros para los uñeros PDF Imprimir E-mail

Uñas enterradas o uñeros

Una uña enterrada ocurre cuando una porción de una uña, usualmente del dedo gordo del pie, se incrusta en el tejido suave que está junto a ella. Las personas con uñas un tanto convexas tienen más posibilidades de ser víctima de este padecimiento.

Las causas más comunes de la uña enterrada son:


Corte incorrecto de la uña del dedo del pie
Zapatos apretados Golpes repetitivos en los dedos del pie.

Las uñas enterradas no causan síntomas, pero eventualmente pueden desarrollarse en el
área lo siguiente:
Dolor (a veces grave)
Enrojecimiento
Sensibilidad
Inflamación
Infección (en algunos casos)

Remedios caseros

Remedio casero para las uñas enterradas #1:
 Remojar el pie en agua tibia y jabonosa por 15 minutos. Secar pies y dedos minuciosamente y luego con suavidad levantar el borde de la uña enterrada con la punta de una lima de uñas e insertar un pedacito de algodón estéril remojado en alcohol. De esta forma la uña crecerá sobre el tejido en el que está enterrándose. Cambiar el inserto de algodón dos o tres veces al día y repetir hasta que la uña haya crecido rebasando el punto de dificultad. Es recomendable que durante ese tiempo usar zapatos espaciosos

Remedio casero para las uñas enterradas #2:
 Introducirel pie que tiene la uña enterrada en un recipiente de agua tibia con sal por 15 minutos para aliviar el dolor.

Consejos, recomendacines y trucos
para ayudar a curar y prevenir las uñas enterradas

Cortar las uñas de forma correcta.
Nunca debe cortar demasiado las uñas de los pies ni hacerlo en forma ovalada de manera que el borde delantero se curve hacia la piel de los lados. Lo correcto es que el corte sea recto y transversalmente con un instrumento de tamaño apropiado, filoso y recto. La uña debe quedar paralela al borde exterior de la piel para que proteja al dedo contra las presiones y la fricción.

Usar zapatos fuertes y cómodos
 Si se está manipulando constantemente objetos pesados.
Una uña enterrada, en ocasiones, puede ser el resultado de un golpe recibido en el dedo del pie por la caídas de algún objeto pesados especialmente en el lugar de trabajo. Por ello, se recomienda utilizar zapatos fuertes con puntas de metal, ya que de esta forma se protege los dedos de accidentes de este tipo.

No usar productos comerciales
Para las uñas enterradas si se sufre de diabetes o problemas circulatorios, ya que, debido a sus compuestos químicos, podría empeorar la situación.

No usar zapatos apretados.
 El calzado muy ajustado o con punta angosta puede causar una uña encarnada, especialmente si tiende a curvarse. Por ello, es mejor utilizar zapatos con puntas amplias. Igualmente, es necesario evitar las medias muy ajustadas.

Corregir si ha cometido algún error.
Si por accidente ha cortado demasiado una uña o la rompe, es necesario que no queden puntas agudas en los bordes que puedan penetrar en la piel. Para ello, debe quitar las irregularidades, pero no con una tijera (debido a la falta de espacio para que pueda acomodarla). En su lugar, es mejor usar una lima para uñas.

Cuando acudir a recibir ayuda médica con rapidez.
Si presenta el siguiente cuadro, es necesario ir a un doctor:

Diabetes
Más de 50 años
Problemas circulatorios
Un trastorno del sistema inmunológico
Una uña enterrada infectada

Si una uña enterrada se infecta, se debe consultar a un
médico, ya que si no se hace se corre el riesgo de sufrir complicaciones como la camosidad
(crecimiento sanguinolento se acumula al costado de la uña) o hasta, si se sufre de
mala circulación, una gangrena.