Síguenos en Revista El Mirador en Facebook Revista El Mirador en Twitter Revista El Mirador en YouTube
La OMC y los tratados sobre propiedad intelectual PDF Imprimir E-mail

La OMC y los tratados sobre propiedad intelectual

Por Oscar Maúrtua de Romaña

No se puede regular los derechos de propiedad intelectual de la misma manera que los de propiedad privada de bienes físicos. El propósito de la primera categoría de derechos es generar suficientes incentivos para fomentar las innovaciones y las creaciones, asegurando al mismo tiempo la difusión social de sus contenidos y beneficios. Esto se logra mediante un conjunto complejo de normas y regulaciones que no establecen derechos de propiedad eternos y absolutos, sino temporales y sujetos a una serie de limitaciones y excepciones.

La revolución tecnológica de finales de las últimas décadas ha abierto nuevos campos de conocimiento. Gracias a las tecnologías de la información y a la Internet se han reducido de forma dramática los costos de reproducción y distribución de datos, música y videos. Como resultado de ello, el conjunto de normas y regulaciones de la propiedad intelectual creadas para el mundo del papel y para la época de la revolución industrial, han perdido la eficacia actualmente.

Por esta razón, los países desarrollados —especialmente Estados Unidos— han promovido desde hace ya dos décadas una campaña orientada a ampliar el alcance de los Derechos de Propiedad Intelectual hacia nuevas áreas tales como las patentes de genes, plantas y animales, software y métodos de negocios. De la misma manera, se ha reforzado la observancia o conjunto de procedimientos administrativos, civiles y penales que tienen como finalidad proteger estos derechos, sobre todo en Internet y en los dispositivos digitales.

Acuerdos de la OMC sobre propiedad intelectual

El Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) de la OMC, negociado en la Ronda Uruguay (1986-94), que entró en vigor el 1º de enero de 1995, incorporó por primera vez normas sobre la propiedad intelectual en el sistema multilateral de comercio.

Según la OMC, los derechos de propiedad intelectual son aquellos que se otorgan a las personas sobre las creaciones de su mente. Confieren al creador derechos exclusivos sobre la utilización de su obra por un plazo determinado.

Se pueden dividir en dos grandes campos:

1. Derechos de Autor y Derechos Conexos

Los derechos de los autores de obras artísticas y literarias están protegidos por un plazo de por lo menos 50 años después de la muerte del autor. Esta protección también se extiende a los derechos de los artistas intérpretes o ejecutantes (actores, músicos o cantantes), los productores de fonogramas y los organismos de radiodifusión.

El objetivo social de estos derechos es recompensar, de algún modo, la elaboración creativa de las personas.

2. Propiedad Industrial

Se puede hacer una subdivisión de la propiedad intelectual en dos esferas principales:

• La protección de los signos distintivos como las marcas de fábrica o de comercio (que sirven para distinguir los bienes y servicios de una empresa de las otras), y de las indicaciones geográficas. La protección de estos signos tiene por finalidad proteger y estimular una competencia leal entre las empresas, así como los gustos y preferencias de los consumidores.

• Otra clase de propiedad industrial se protege principalmente para estimular la innovación, la invención y la creación de nuevas tecnologías. En esta categoría se encuentran: las invenciones (protegidas por patentes hasta por 20 años), los dibujos y modelos industriales, y los secretos comerciales. El objetivo es proteger los incentivos y resultados de los desarrollos de nuevas tecnologías por parte de las empresas.

LA REGULACIÓN EN MATERIA DE DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL QUE PROPONE EL ACUERDO DE ASOCIACIÓN TRANSPACÍFICO (TPP)

El Acuerdo TPP es, en términos prácticos, una especie de Tratado de Libre Comercio (TLC) mejorado, en el que participa el Perú junto a nueve países de la región Asia Pacífico ((Nueva Zelanda, Singapur, Chile y Brunei Darussalam, Australia, Estados Unidos, Vietnam, Japón, Malasia, Canadá y México.). Este acuerdo aspira convertirse en la mayor zona de libre comercio del mundo (con un 40%de la economía global) y su principal promotor, Estados Unidos, espera establecer unos estándares internacionales mucho más exigentes en cuanto a reglas de comercio internacional.

Sin embargo, las nuevas reglas en materia de propiedad intelectual, que el TPP propone, constituyen el elemento más controvertido de la negociación. Nuevos mecanismos de protección, actualmente no vigentes en nuestro país, podrían fortalecer los monopolios de empresas norteamericanas en el mercado de los medicamentos y en la transmisión de información a través de internet.

Los cambios que se estarían insertando en la protección de la propiedad intelectual son:

• Ampliar la vigencia de una patente otorgando una compensación cuando la autoridad nacional se demora más de cinco años en otorgarla. Si la patente que se otorga es de 20 años, pero se demoraron 7 años, el tiempo total en posición de monopolio sería de 22 años.

• Ampliación del periodo de protección de datos con exclusividad. Desde el TLC con EE.UU., nuestro país otorga exclusividad de datos de prueba por 5 años, a aquellos productos que a) se registran por primera vez en el país, y que b) presenten datos de prueba de seguridad y eficacia. Esta medida ampliaría el monopolio a 10 años (+ 5 años), retrasando la competencia y manteniendo precios altos a los medicamentos que tienen esta protección.

• Eliminación a las oposiciones a patentes Sólo se podría cuestionar una patente cuando se haya otorgado. Así, se facilitaría otorgar patentes sin sustento apropiado, disminuyendo la calidad de las patentes, ya que no se permitiría que otras partes propongan información técnica y científica sobre la patente solicitada.

• Implementar patentes de segundo uso. Esto significaría que una medicina que tiene patente, si se puede mostrar un nuevo uso terapéutico, se podría pedir una nueva patente de 20 años más.

• Implementación de patentes para nuevas formas moleculares de un medicamento ya conocido.Si un medicamento con patente se fabrica en forma de un cristal diferente a la forma original; esto daría lugar al otorgamiento de una nueva patente por 20 años más.

El secretismo con que se realiza las rondas de negociación de este acuerdo no ayuda a calmar los cuestionamientos de los sectores vulnerables de la sociedad civil que se podrían ver afectados, sobre todo en temas como sensibles como el acceso a medicamentos genéricos de bajo coste.