Síguenos en Revista El Mirador en Facebook Revista El Mirador en Twitter Revista El Mirador en YouTube
La novela de Eneas Marrull entre las mejores obras del año 2011 PDF Imprimir E-mail

Escritores

La sección Lo mejor y lo peor en libros, música y teatro de la página web La Mula, menciona la novela “El diablo en mi cama” de Eneas Marrull como uno de los mejores libros del año 2011 en el Perú, bajo el título Balance 2011.

La Mula es la plataforma de contenidos por internet más importante del Perú. En la encuesta de Ipsos Apoyo para Perú Económico, en octubre, La Mula ocupó el segundo lugar en el rubro Personajes de la Web/Blogs con más poder.

El comentario señala que los escritores Miguel Gutiérrez y Fernando Ampuero han marcado el año con dos de sus novelas más personales. La novela El peruano imperfecto de Fernando Ampuero, (Alfaguara, 2011), señala,  se anunció como una inmersión en los conflictos del ser nacional. En el caso de Miguel Gutiérrez, el comentario invita al lector a continuar el debate sobre Una pasión latina (Alfaguara, 2011), en el post respectivo.

A continuación dice: “También nos gustó El diablo en mi cama (edición de autor presentada el 2010 pero distribuida el 2011) de Eneas Marrull, quien empezó el año inspirando la creación de un personaje en la última novela de Ampuero. Final y felizmente, el autor se impuso al personaje.”

Finalmente se menciona Un sueño fugaz (Anagrama, 2011) de Iván Thays, de la que se dice no alcanza la altura de su anterior libro Un lugar llamado Oreja de Perro (Anagrama, 2008).

Sobre novelas extranjeras se indica que dos de ellas definieron el 2011: 1Q84 (Tusquets) de Haruki Murakami y Libertad (Salamandra) de Jonathan Franzen. Este balance puede leerse en http://nosotrosmatamosmenos.lamula.pe/

La alusión a Eneas Marrull, en  el libro de Fernando Ampuero, se refiere a la inclusión de Marrull en la novela El peruano imperfecto como un personaje asombroso y fantástico, hasta el punto de parecer irreal.

En cuanto a la novela El diablo en mi cama, escrita por Eneas Marrull, esta obra narra con humor las desventuras que le ocurren al personaje principal, obsesionado por desentrañar el dramático caso de una alumna chantajeada sexualmente por sus profesores, la cual comienza a presentar los inequívocos síntomas de un caso de posesión diabólica, alternando su condición de víctima indefensa con la de depredadora de hombres.

 

El escritor y comentarista Bruno Buendía dijo anteriormente de este libro: “En el desarrollo narrativo, de Eneas Marrull, se muestra una Lima, y un lenguaje de estirpe limeña, y que es jacarandoso, maravillosamente pícaro y hasta puede llegar a la cumbre del cinismo, y de remate de frase, con poesía de calle o de gran poesía costumbrista peruana… En todo caso ¿volverá a aparecer Eneas Marrull en la intensidad de sus experiencias, sentenciando las frases simples con esos giros que hacen de su estilo crónica novelada y al fin novela y buena literatura?”

En todo caso Eneas Marrull no parece haber perdido el tiempo este año que termina. Consultado sobre su trabajo literario, nos dijo que ya había terminado de escribir una nueva novela, “pero esta vez no será otra edición de autor porque casi me matan las labores de edición e impresión. En cuanto termine de corregirla buscaré un buen editor.”